martes, noviembre 20, 2007

***fin de semana***


Hace mucho que esperaba un fin de semana como el que recién pasó, y es que vengo de una familia gigante (como la llaman mis amigos) y aun y cuando los veo muy seguido, lograr que TODOS coincidamos en el mismo lugar al mismo tiempo es medio complicado, y éso fue justo lo que pasó

Una mamá, un papá, 7 hijos, 8 sobrinos y 5 arrimados (que algunos suelen llamar cuñados ) , nos dimos cita, el viernes por la noche, para comer en un centro comercial... la gente nos miraba con odio (era de entender en pleno viernes y llegan un montón de escandalosos a acaparar 8 mesas y 22 sillas :s ) nosotros nos reíamos y los papás sonreían con orgullo...

Pero, aunque suene a campo de rosas, eso de los encuentros, tiene sus matices de color hormiga... si en una familia promedio nunca faltan los pleitos, se podrán imaginar lo que pasa en una familia de proporciones apoteósicas como en el caso de la mía, pero que le vamos a hacer??? es inevitable en medio de tantas personas y todas tan diferentes (aunque siempre dicen que no podemos ser mas parecidos...), los intercambios de opiniones son el pan nuestro de cada día.

Por ejemplo durante el tan aclamado "reencuentro" (así lo llamaron los bolis esos que tengo por hermanos) se dio un pequeño desacuerdo entre mi hermano #3 y el #7 ( creanme, los números son geniales para poder comprender a mi familia ), se dijeron, se gritaron, se empujaron y se enojaron realmente , pero por suerte estábamos los #4 y 5 (esa soy yo jajaja) para funcionar como referis, y el #1 y el #2 fueron los jueces que acabaron el pleito, mientras que el genial #6 moría de risa en un rincón... y eso es lo que me encanta, los pleitos vienen no sabés ni de donde y se van sin que nadie lo note y al final terminamos muertos de la risa contando historias de cuando estábamos peques...

Mi casa es casa de locos y lo fue aun más este fin de semana... niños en los lugares mas insospechados, adultos (?) peleando como niños y riendo como tontos y un par de papás que no podían con la felicidad de tener a todos sus pollitos en el gallinero una vez más...

Fue un fin de semana largo, cansado y realmente inusual. Pero aun con pleitos, pelas e indirectas, no cambio a ese tanate de gente loca, con las que comparto gran parte de mi ADN, y con las que disfruté tantas sonrisas y con los que sin duda alguna planeo disfrutar muchas más...

sin duda un fin de semana genial...

6 comentarios:

Ree! dijo...

Siempre he querido tener una familia gigante... dichosa que la tenés. Nosotros somos 5, pero igual soy feliz.

Por cierto, muy bien el poema de Mario Benedetti :D .

Saludos!

Gonzalo Del Rosario dijo...

Yo también me divierto siempre cuando se reune la familia

Una bombaaaza!!!! y comida hasta el hartazgo!!!!

topo dijo...

Yo también tuve comida familiar el fin de semana. Aunque no con mi familia completa. En realidad fue por el cumpleaños de mi abuelo paterno, y de sus alrededor de 8 o 9 nueve hijos vivos, sólo estuvieron la mitad, y algunos nietos, y nueras. Mi papá, ni sus luces. Pero yo fui con gusto a pasar tiempo con esa familia que vive en distintos lugares de la república y que se juntan para ver a su padre. Es una extraña familia con hoscos modales, pero igual nos la pasamos muy bien. Que bueno que tu tambien hayas disrutado

Reina de Ebano dijo...

amiga mira, yo tambien los odio!

http://conejos-suicidas.ticoblogger.com

La Mula dijo...

Familia peluche, familia telerín, familia torera.
De todo hay! la mía es chiquitica pero solo bueno

am dijo...

Pero bueno, Sol, sentía que hablabas de mi familia. Nosotros soms... 14!! Imagínate, el escándalo es divertidísimo, hacen falta más familias así jaja, que aunque hacen ruido y se dicen de todo, al final siempre están ahí para apoyarse. Saludos!