jueves, agosto 07, 2008

Todos los días un poco...

Cuando estaba peque, escuché esta canción, no supe el motivo pero se me clavó en la cabeza, recuerdo que la ponía una y otra vez, durante todo el día y al escucharla me preguntaba si era posible olvidar a alguien por no verla. Me sonaba muy extraño.

Hoy, mientras revisaba unas cajas llenas de "chunches" me encontré un papel donde escribí la canción, se llama TODOS LOS DÍAS UN POCO y la canta León Gieco.

De nuevo la puse muchas veces , pero con la variación de que ahora, ya no me suena tan rara la idea de olvidar a alguien que de algún modo empezó a olvidarse de mi justo como dice la canción... todos los días un poco...

Olvidarse de alguien o ser olvidado, a todos nos ha pasado y pues esta canción me recuerda que no soy un bicho raro, que alguna vez olvidé a alguien sin pretenderlo y que algún día fui (y muy probablemente seré ) olvidada por alguien...

lo tomo a manera de despedida, para todos a los que nunca les dije adiós y también a modo de perdón para los que no se detuvieron a desearme buen viaje después de coincidir en esta vida...

espero les guste...









Si una estrella más cayó
éste cielo llora,
si nadie reclama luna y luz
éste mar ya se secó.

Si un beso es uno más
ésta boca espera,
si una campana no suena
el silencio se durmió.

Llaman y llaman
las flores al sol.
Juegan y juegan
todos los días al amor
Si no me llamas
como hace la flor
te iré olvidando
todos los días un poco.


Si otro árbol desnudó
el verano muere.
Si nadie le exige al viento
ésta nube aquí paró.
Si un año más pasó
la vida es más corta.
Si no sacudes al tiempo
ni un intento queda en vos.
Llaman y llaman
las flores al sol.
Juegan y juegan
sin pensarlo al amor.
Si no me llamas
como hace la flor
me iré muriendo
todos los días un poco


3 comentarios:

topo dijo...

Sol! Gracias por tu felicitación! Sí apenas cumplo 21. Me quedé pensando en eso de que me creías más grande. Lo tomé como halago, como me lo aconsejaste, pero me quedó la duda de por qué tenías esa impresión. A mí también me da gusto saberme más feliz, y sobretodo viviendo una vida un poco más simple, comparada con la que siempre pensé que tendría cuando me sintiera así.
A veces hay que olvidar. A veces, aún sin querer, olvidamos igual. Sólo uno sabe cómo y porqué unas personas permanecen en los recuerdos y otras se pierden entre tantas ideas. Olvidar no es bueno ni malo. Simplemente es circunstancial. Vale la pena recordar a quienes lo merecen: aquellos que ni en un descuido poddrían salir de nuestra memoria.
Saludos.

gama dijo...

Creo que del todo no podemos olvidar, pero si guardamos muy en el fondo de esa cajita de chunches muchas experiencias y sentimientos para cuando tengamos que volver a acomodar. Saludos!!!

Galileo dijo...

todos tenemos gente, circunstancias y lugares que alguna vez significaron mucho pero que poco a poco se fueron como desvaneciendo en el aire y un día sin darnos cuenta ya no estaban ahí.
Su un día sin querer este loco se empieza a desvanecer en el aire, no te sientas mal, sólo nos recordaremos con mucho cariño :)