domingo, septiembre 23, 2007

Rapu...


Un día Rapu se cansó...
se cansó de su papel de princesa desvalida...
se cansó de ver su futuro(?)
en manos de un príncipe,que jamás había visto...
se cansó de ser prisionera en la torre del castillo,
pero más que nada,
se cansó de ser prisionera,de si misma...

Y entonces, un día no pude más...

Dije, grité y lloré, todas esas cosas que tenía dentro de mi y que tanto me lastimaban.

Y creo que no fui justa con nada ni nadie, en todo caso era mi culpa, yo no tengo por costumbre el demostrarle a las personas cuando algo me lastima realmente. Por el contrario, lo que sí tengo, es ésta manía de creer, que si yo puedo ver cuando alguien está triste (aunque sonría inútilmente), alguien tendrá la delicadeza de notar cuando YO no estoy bien, pero como me dijo el mocoso un día "no podemos esperar que nos den lo mismo que damos".

Me cansé de mi tristeza, pero más que nada, me cansé de esperar (estupidamente) que alguien viniera a sacarme de ella. Desperté ante el hecho de que nadie me podría sacar de donde YO no quería salir...

Me creí tanto esa historia de vivir en una torre y que vendría alguien a "rescatarme", que olvidé que debo liberarme de mi misma, la verdadera "cárcel", no era la torre, la verdadera prisión era mi modo de ver las cosas. Quiero que cuando venga alguien pueda ver en mi a una persona completa, porque ya antes vinieron algunos que quisieron llevar a cabo la "operación rescate", pero yo no era lo suficientemente capaz de amarme al punto de poder amar a ninguno de ellos...

Hace unos días que tengo una sonrisa boba que nadie me borra de la cara, me da pena decirlo, pero ésta alegría llegó a mi, después de (como los llamo yo ) un par de berrinches monumentales. Sí, a mis casi 24 años aun hago berrinches, no fue fácil, no fue dulce, no fue lindo, pero, si fue realmente delicioso ser egoísta por unos momentos. Y los vi a todos con cara de susto, de tristeza y hasta una que otra mirada de culpa... ellos y ellas no sabían (no tenían como) todo lo que yo tenía dentro.

Insisto, no fui justa con ellos, pero lo fui conmigo misma y eso me hizo sonreír.

El dejar atrás muchas cosas no es fácil o divertido, pero si me deja con un sabor de libertad en la boca. Sé que no puedo cantar victoria, pero si puedo decir que he ganado una batalla que tenía dem miedo de pelear, espero poder seguir y quien sabe , en la de menos un día de estos hasta podría ganar la guerra... eso solo el tiempo lo dirá...

12 comentarios:

topo dijo...

Después de días de silencio regresas con la felicidad en tu rostro (segú nos cuentas...). Es difícil siempre tomar decisiones. Yo mismo me vi envuelto en conflictos personales/familiares y actué con justa razón, pero tal vez inadecuadamente. Yo no fui tan feliz. El cargo de consciencia me vino por dos o tres días hasta que me dí cuenta que había logrado recuperar mi libertad. Y este fin de semana, un viaje por carretera y una buena boda me hicieron olvidarme de todo, y hoy soy yo quien tiene esa sonrisa boba en la cara...

Heroe Anonimo (Depresivo) dijo...

Excelente blog...Excelente post...me identifica, me interpela y aunque soy varón, creo que soy otro rapunsel encerrado en la torre de sus ideas - clavadas por las flechas de la sociedad y de los demás.....

Te felicito...excelente blog!!!

srtaxetina dijo...

mejor ni pensar en pensar...

Silomon Tolomeo Alpizar dijo...

hola, sol, gracias por esos comentarios... cual es su correo?
mi correo es silomontolomeo@gmail.com

... dijo...

Creo que entiendo lo que te pasa... Si yo no hago berrinches es porque no tengo a nadie que los escuche. Mejor así, maduro en el silencio... En serio, Sol, sentite bien. Parece que es lo que necesitas ahora...

Anónimo dijo...

Sol, no es que seamos prisioneros de la tristeza, es ella la que aprisionamos en nuestro diario vivir. Lo importante es, como en todo, la libertad sinónimo de alegría.
Espero que sigas pasando por mi casita de muñecas a iluminarme xq allá llueve a montones!

Feliz día!

La Muñe

srtaxetina dijo...

Sefiní (Juan Gelman)

"basta por esta noche cierro
la puerta me pongo
el saco guardo
los papelitos donde
no hago sino hablar de ti
mentir sobre tu paradero
cuerpo que me has de temblar..."

hoy se me clava en el alma este poema

wílliam venegas segura dijo...

EL ASUNTO ES ENCONTRAR PLENITUD EN LO QUE UNO HACE, sentirse bien para saber que solo así podemos ser instrumentos para que otros seres humanos se sientan bien.////La vida marcha en espiral, a veces uno siente que se le escapa, pero vuelve a su punto de carácter y allí sembramos nuestra armonía, para pasar bien cualquier otro socollón. Con cariño.

Jenn dijo...

Yo la verdad no le puedo sacar el punto sicologico al asunto...porque mi sicologia como sabes no anda muy bien...

Lo que si puedo decir es que me alegra DEM el que estes contenta...el que sonrias...el que hagas berrinches ( y al que no le gusta que le ponga azucar)...el que seas tu...y que estes brillando como se debe...

gabriel revelo dijo...

querida nathy, te comprendo en el aspecto de siempre andar preocupado por medio mundo, y en el momento preciso, no encontrar a nadie que se tome su tiempo en preguntarnos si estamos bien. aunque también debemos tomar en cuenta que nuestros amigos no siempre actuan como nosotros quisieramos, y que bueno, porque en la diferencia de actitudes radica la fuerza de un grupo.

siempre es bueno cambiar, liberarse, mirarse al espejo y decir: vaya, hoy todo se ve un poquito mejor.

y tú hoy, te lees mucho mejor.

Saludos desde México, y no dejes que ningun pensamiento opaque lo que verdaderamente eres.

el principe llegará en cualquier momento, sólo recuerda que las personas que se sienten bien, son más atractivas (no lo digo yo, sino diversos estudios).

=)

Hombre Azul dijo...

Me cansé de mi tristeza, pero más que nada, me cansé de esperar (estupidamente) que alguien viniera a sacarme de ella. Desperté ante el hecho de que nadie me podría sacar de donde YO no quería salir...

Me creí tanto esa historia de vivir en una torre y que vendría alguien a "rescatarme", que olvidé que debo liberarme de mi misma, la verdadera "cárcel", no era la torre, la verdadera prisión era mi modo de ver las cosas. Quiero que cuando venga alguien pueda ver en mi a una persona completa, porque ya antes vinieron algunos que quisieron llevar a cabo la "operación rescate", pero yo no era lo suficientemente capaz de amarme al punto de poder amar a ninguno de ellos...


Wow... te leo y te pareces tanto a mi que no lo puedo creer. Siento como si yo me leyera en tus palabras, pero ese era yo hace unos meses antes de que la universidad de apoderara de mi, porque hoy estoy tan ocupado con ella que no me queda tiempo ni para estar triste. Por qué no intentas cambiar el rumbo de tu vida con algunas otras cosas?? sabes que eso a mi me ha ayudado un montón y ya no estoy tan triste como antes. Lo que no se si va a suceder es que después de terminar la U va a regresar la tristeza. Te leo y te pareces tanto a mi!!! Serás un Sol azul??

Te agregué al msn hace mucho, pero no te veo conectada..

Saludos mi niña Sol!!!

Gonzalo Del Rosario dijo...

Una íntima revisión del cuento de la Rapu . . .

A veces no se puede esperar nada, sino salir a buscarla.